¿Qué juguetes puedo regalar a un bebé de 12 a 24 meses?

Hoy os guiaremos sobre los juguetes para bebés de 12 a 24 meses que además de ayudarles a divertirse estimulen su desarrollo cognitivo y psicomotriz.

A la hora de buscar el juguete ideal para el bebé tendremos en cuenta sus gustos, pero también aquellos juguetes que les ayuden a estimular sus capacidades y que les permitan superarse día a día.

El bebé a partir de los 12 meses

A nivel cognitivo podemos detectar como inspecciona los objetos, los golpea y lanza.

Empiezan a decir sus primeras palabras: mamá, papa y a saber expresarse con gestos ante un: hola, adiós, un sí o un no.

Entonan sonidos y realizan exclamaciones. Intentan repetir palabras que les decimos. Comprenden acciones sencillas como dar un beso o recoger un juguete.

A esta edad los pequeños empiezan a querer andar. Exploran. Les encanta utilizar sus manos para lanzar juguetes. Se apoyan en paredes y muebles para lograr ponerse de pie, son capaces de sentarse y algunos ya empiezan a dar sus primeros pasos.

Durante esta etapa es bueno contar con juguetes que les sirvan para mejorar sus habilidades y los motiven a andar de forma independiente.

Balancines, juguetes de arrastre que lo acompañen en su aventura pueden ser una de esas elecciones que ayudarán a que el pequeño mejore su sentido del equilibrio, la coordinación y la psicomotricidad.

Podéis encontrar un carrito multiactividades para empujar, que está adaptado para aprender a andar. Además, pone a prueba su motricidad fina con actividades adicionales: un ábaco, caja de formas, laberinto, engranajes, botón giratorio con sonido, rascador, espejo giratorio de aumento, tambor y xilófono metálico. Os lo recomendamos también porque dispone de una alfombrilla de fieltro que amortiza el ruido ante la caída de los cubos y de unas ruedas silenciosas que los padres agradecemos mucho.

Caminador Multiactividades

Juguetes para estimular el lenguaje del bebé

El bebé necesita que le hables, le cantes y juegues con él, pero te encontrarás muchas veces que no podrás dedicarle todo el tiempo que desearías y quizás incluso debas dejárselo a una canguro o familiar. Será bueno disponer en casa de juguetes musicales como por ejemplo xilófonos, porque a través de la causa-efecto reconocerá sonidos y empezará a asimilarlos.

Leerle cuentos y dejar que experimente con ellos. Libros de tela con distintas texturas o libros de baño para hacer del aseo algo divertido y estimulante.

Cómo leerle a tu bebé

  • Te aconsejamos que le señales los personajes y los nombres
  • Si el personaje tiene una expresión en su cara se la expliques, es importante describirles las emociones.
  • No utilices diminutivos, es mejor que menciones la palabra correcta para un mejor aprendizaje.
  • Te prestarán mayor atención si juegas con tu tono de voz y vas cambiándolos según la imagen que le muestres.
  • Piensa que si mantienes un tono monótono es más fácil que pierda el interés.

Los juguetes con música como un móvil de madera sonoro también son una buena opción, os sorprenderá lo mucho que se fijan en vosotros e imitan todo lo que ven.

Por eso a partir de esta edad, nos aconsejan que vigilemos mucho nuestro vocabulario delante de los pequeños porque son como esponjas que aprenden de todo lo que ven y experimentan de su entorno.

Juguetes para estimular su coordinación y relación matemática

Los juegos apilables y encajables con cubos o aros junto con los bloques de construcción ayudarán a mejorar su coordinación y visión espacial, podrán desarrollar su creatividad y crear sus primeros pequeños edificios.

Los laberintos de alambre, fabricados en madera con piezas en su interior que los pequeños podrán mover de un extremo a otro, mejorarán su habilidad manual y serán un perfecto aliado para iniciarlos en el sistema matemático contando junto a él las piezas que hay en un lado o en el otro.

El bebé a partir de los 2 años

Cuando el bebé llega a esta etapa suele ser capaz de seguir instrucciones sencillas. Reconoce las ilustraciones de algunos libros y los nombra al verlos.

Introducen frases de 3 ó 4 palabras.

Comienzan a querer relacionarse con otros niños y juegan a perseguirse.

Corren, trepan, golpean la pelota con el pie y algunos bebés incluso son capaces de realizar dibujos sencillos como líneas o círculos.

(Os recordamos que estos son datos orientativos y que cada bebé tiene su propio ritmo).

Los juguetes de un año nos servirán todavía y para ellos será más fácil aún manejarlos, aunque buscaremos otros también para que sigan desarrollando sus capacidades.

Los puzzles serán un buen recurso para que potencien su memoria visual y trabajen su psicomotricidad fina, podemos empezar por los puzzles de madera encajables, ya que son los que les resultan más divertidos y fáciles al principio. Continuar más adelante con otros de tamaño grande y pocas piezas, y conforme los vaya completando progresivamente introducir otros que aumenten su grado de dificultad.

Puzzle de madera

Los juguetes de martillo son otra opción para estimular la parte sensorial y aumentar la coordinación entre manos y ojos.

Los colores, que puedan iniciarse en pintar con colores que con el contacto con el agua queden diluidos, para fomentar su creatividad podemos poner en el suelo varias hojas juntadas con celo para que el niño disfrute creando en un espacio más amplio que el de una sola hoja.

En esta etapa veremos más pronunciado su afán de querer imitar a los mayores, por lo que disponer de juguetes que reflejen lo que ven de los mayores, les facilitará seguir aprendiendo jugando, podemos encontrar desde carritos, mini cocinas, tablas con verduras, cámaras de fotos hasta pasteles de madera.

Hay una gran variedad, por lo que no dudes en visitar nuestra web y buscar los artículos que mejor se adapten al desarrollo de tu pequeño.