Verano con niños: Consejos muy útiles para disfrutarlo al máximo

Descubre los mejores consejos para pasar un verano con niños muy divertido y sin riesgos. ¡Disfruta del verano en familia!

Se acerca el tan deseado verano y ya empezamos todos a planear nuestras vacaciones en familia. Vamos a disponer de mayor tiempo libre y sería estupendo pasarlo junto a nuestros hijos realizando las actividades que más les gustan. Es un periodo perfecto para vivir momentos únicos en familia que permanecerán siempre en el recuerdo.

Podemos disfrutar de juegos y actividades que contribuirán a que el niño tenga un buen desarrollo y a que aprenda cosas nuevas. Los adultos podemos aprovechar las vacaciones para estar más tiempo con ellos y fortalecer los vínculos que tenemos con ellos. Pasar el verano con los niños es una de las experiencias más gratificantes que pueden tener unos padres.

Realizar en verano con los niños actividades divertidas, será una oportunidad fantástica de dedicarles el tiempo que no podemos el resto del año debido a nuestras obligaciones laborales. Podéis aprovecharlo para compartir aficiones, ir a la playa, a la piscina o al parque para jugar con sus juguetes preferidos.

¡Préstale atención a tu pequeño!

El verano y la playa ¡lo mejor para unas vacaciones familiares!

Una de las cosas que más les gusta a nuestros pequeños es ir a la playa o a la piscina, así que puedes aprovechar las vacaciones familiares para ir a estos lugares, ya que el resto del año no lo podréis hacer.

Pasar el verano con los niños en la playa es sinónimo de diversión. Existe una gran cantidad de juegos de playa para niños que son muy entretenidos y que ayudan a desarrollar su nivel cognitivo, su creatividad e ingenio.

Cubo de playa

Ir a la playa con niños tiene los siguientes beneficios:

Descubrirán cosas nuevas: A los niños les encanta explorar y descubrir cosas nuevas, y en la playa lo podrán hacer. Entrarán en contacto con nuevas texturas, como la arena, podrán jugar a encontrar conchas o piedras, descubrirán lo que son las algas, y podrán distraerse viendo la variedad de peces que hay en el mar. La playa es un laboratorio natural donde los niños aprenderán a través de sus sentidos.

Se relajarán: Estar tumbado en la arena encima de su toalla favorita, escuchando el sonido de las olas y de la brisa marina permitirá que se sientan muy relajados. Cuando lleguen a casa, seguro que se duermen enseguida, porque escuchar el sonido de como rompen las olas les puede recordar a cuando estaban en el útero de su madre.

Disfrutarán de la naturaleza: Ir este verano con niños a la playa permitirá enamorarnos de los peces plateados, de los cangrejos y de todos los seres vivos que se pueden encontrar en la playa. Al entrar en contacto con el medio ambiente, los niños desarrollan una sensibilidad especial por la naturaleza.

Mejoran sus problemas de piel: Además de respirar aire fresco, el agua del mar proporciona beneficios para adultos y niños. Contiene magnesio, elimina la secreción nasal, los eczemas, las irritaciones y la sequedad de la piel.

Reciben vitaminas del sol: Tomar el sol es bueno para los niños, porque les ayuda en el crecimiento de los huesos, regula el sueño y mejora el estado de ánimo. Eso sí, hay que tener mucho cuidado cuando vayamos a la playa con niños porque el sol puede producir quemaduras en su delicada piel.

Como ves, la playa tiene beneficios para la salud de los más chiquitines. Así que no te lo pienses más y pasa el próximo verano en las playas de España.

Ir en verano a las piscinas es tener garantizada la diversión

Una buena manera de pasar el verano con niños es ir a la piscina, es uno de los lugares más divertidos. No pueden resistirse a jugar a los divertidos juegos de piscina y a chapotear en el agua con sus amigos. Saltar al agua y bucear es muy entretenido. Además, perderán el miedo al agua y aprenderán a nadar rápidamente.

Cada piscina es diferente, por lo que es recomendable antes de que los niños la utilicen que se familiaricen con ella. Explícale donde está la zona que más cubre y la que menos. Tú también puedes jugar con ellos, os lo pasaréis fenomenal y además haréis ejercicios físicos en el agua. Los juegos de piscina son muy divertidos y hay de muchísimos tipos.

Juegos para el agua

El juego de atrapar una pelota de goma es uno de los más populares, con este juego se estimula la vista y la coordinación óculo-manual, todos se lazarán al agua como locos a buscar la pelota. Otro juego similar que gusta mucho es lanzar un aro al agua y que los niños se sumerjan para encontrarlo. Y ¿Quién no ha jugado a atravesar el puente? Todos los niños se tienen que poner con las piernas abiertas para que uno pase buceando por debajo de ellas.

Ir a la piscina en los meses de verano con los niños es un plan que no puede faltar.

Ingresa a nuestra web y descubre todos los productos exclusivos que tenemos para que disfrutes el verano con tus niños