Sacos nórdicos para cuna y minicuna

Los sacos nórdicos para cuna son importantes por varias razones, especialmente en lo que respecta a la comodidad y seguridad del bebé durante el sueño. Nuestros sacos nórdicos incluyen tanto la funda como el relleno, por lo que no necesitarás nada más para abrigar a tu pequeño durante la noche.

Mostrando todos los resultados (23)

Show sidebar

Saco nórdico para cuna Indian

89.80 62,86

Saco nórdico para cuna Fresco beige

55,60 50,04

Saco nórdico para cuna Fresco rosa

55,60 50,04

Saco nórdico para cuna Fresco gris

55,60 50,04

Saco nórdico para cuna Plumeti rosa

60,20 54,18

Saco nórdico para cuna Rabbit beige

60,20 54,18

Saco nórdico para cuna mini Windsord mint

55,60 50,04

Saco nórdico para cuna mini Windsord rosa

55,60 50,04

Saco nórdico para cuna mini Windsord crudo

55,60 50,04

Saco nórdico para cuna Liberty rosa

60,20 54,18

Saco nórdico para cuna Magia beige

60,20 54,18

Saco nórdico para cuna Magia verde

60,20 54,18

Saco nórdico para cuna Magia rosa

60,20 54,18

Saco nórdico para cuna Magia gris

60,20 54,18

Saco nórdico para cuna Greeny beige

60,20 54,18

Saco nórdico para cuna Mr. Tender

89.00 80,10

Saco nórdico para cuna Vichy10 celeste

59,60 53,64

Saco nórdico para cuna Vichy10 beige

59,60 53,64

Saco nórdico para cuna Family

96.00 86,40

Saco nórdico para cuna Teddy rosa

97.00 87,30

Saco nórdico para cuna Teddy gris

97.00 87,30

Saco nórdico para cuna Jungle

96.00 86,40

Saco nórdico para cuna Garden

96.00 86,40

Comprar saco nórdico para cunas

Si estás pensando en comprar un saco para cuna de invierno, es importante elegir uno que sea del tamaño adecuado para el bebé y que esté hecho de materiales seguros y cómodos. Además de su cómoda cremallera, otros de los motivos por los que recomendamos los sacos son:

– Mantenimiento del Calor: Los sacos nórdicos ayudan a mantener al bebé caliente durante la noche sin el riesgo de que se destapen, lo cual es especialmente útil en climas fríos o durante el invierno.

– Seguridad: Los sacos nórdicos son seguros para usar y pueden ayudar a reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita infantil (SMSL) al eliminar la necesidad de mantas sueltas en la cuna, que podrían cubrir la cara del bebé y causar asfixia.

– Higiene: Los sacos nórdicos son generalmente fáciles de lavar y mantener limpios, lo que es esencial para mantener un ambiente higiénico para el bebé.

– Tamaño Ajustable:  Muchos sacos nórdicos tienen un diseño ajustable que puede crecer con el bebé,
proporcionando una opción de ropa de cama duradera y que acompaña su crecimiento.